Noticias

Nos congratula anunciar y publicar este nuevo estreno para la Hermandad, como es una orla propia de Cultos para nuestra Corporación Nazarena. Es obra de N.H. Pablo Martínez Gómez.

Nos congratula anunciar y publicar este nuevo estreno para la Hermandad, como es una orla propia de Cultos para nuestra Corporación Nazarena. Es obra de N.H. Pablo Martínez Gómez. 

Se escogió la fachada principal del templo para que fuese la referencia de la misma. Durante la noche del Miércoles Santo cualquiera que se acerque a ver el fastuoso palio de Nuestra Señora podrá ver el reflejo de dicha fachada en los respiraderos, los cuales reproducen parte de esta, y en los varales, que reproducen las columnas. Partiendo de este punto se escogió la parte superior de la fachada como base para el diseño.
La orla se dispone con la estructura tradicional, de esta manera, y siguiendo el orden de la parte inferior a la superior, vemos en primera instancia un gran basamento desnudo sobre el que se apoyan dos pedestales, sobre los que se apoyan dos jarras con azucenas y que cimentan la orla. Estas jarras tienen un doble significado, por un lado, es la representación de Santa María la Virgen, y, a su vez, son la insignia de la Catedral.
A continuación, sobre estas jarras surgen las columnas que rematan la fachada, con una ornamentación mayor que las de la parte inferior de la portada de la Catedral. Estas presentan en su parte central un detalle con el Ave María, haciendo referencia, una vez más al carácter plenamente mariano de la corporación.
En la parte superior, las columnas quedan soportando un gran dosel burdeos que enmarca la imagen de Santa María de la Esperanza. Este gran dosel recuerda los usados para enmarcar a los grandes reyes y reinas, siendo esto una alusión directa al Dogma de la Realeza de María. En el centro, como decíamos antes, la imagen de la Esperanza portando sus galas, vestida de Reina, sobre una peana de plata que se cierra en la parte inferior queriendo generar la silueta de una barca que, junto al ancla, hacen referencia a la relación de esta advocación con el mundo marítimo. Corona la imagen de la Virgen una gran corona que cierra el dosel.
A nivel general se ha utilizado una gama cromática basada en tonos dorados, para seguir remarcando ese carácter de realeza, junto al burdeos y la plata.

¿Te gusta nuestra página? Síguenos :)